Sopa de ortiga a la antigua: ¡Mi receta fácil que no cuesta nada!

Ortigas, las evitamos cuando están en nuestro jardín, porque pican realmente mal.

Sin embargo, cuando se cocinan, las ortigas son excelentes, ¡especialmente en sopa!

Además, sus beneficios han sido reconocidos desde hace siglos.

Y para ser honesto, el las ortigas son completamente gratis.

Entonces, ¿por qué privarse de un plato saludable que no cuesta nada?

aquí es mi deliciosa receta de sopa de ortiga a la antigua fácil de hacer. Mirar :

plato de sopa de ortiga fresca

Ingredientes

- 500 g de hojas de ortiga

- 1 papa

- 1 cebolla picada

- 1 diente de ajo picado

- 2 cucharadas de aceite de oliva

- 1 cubo de caldo de pollo

- sal pimienta

- un poco de crema fresca (opcional)

- olla

- cacerola

- licuadora

Como hacer

Preparación: 5 minutos - Cocinando: 45 min - Para 4 personas

1. Ponga 1 cucharada de aceite de oliva en un horno holandés y caliente.

2. Echar la cebolla y el ajo en el aceite caliente y sudarlos.

3. Ponga las hojas de ortiga lavadas y cocínelas, revolviendo, durante 5 min.

4. Cuando las hojas se hayan reducido, sácalas de la olla.

5. Corta la papa en cubos pequeños.

6. Cocine los cubos de papa en agua con sal con el cubo de caldo de pollo. Se pueden cocinar en el horno holandés o en una cacerola separada.

7. Cuando esté cocido, agregue las hojas de ortiga.

8. Dejar cocer de 15 a 20 minutos.

9. Mezclar todo.

10. ¡Agregue una cucharada de crema fresca y / o aceite de oliva si lo desea!

Resultados

receta fácil de sopa de ortigas silvestres

¡Y ahí tienes! Tu sopa de ortigas a la antigua ya está lista :-)

Fácil, rápido y delicioso, ¿no?

¡Las ortigas están llenas de beneficios para la salud!

Desintoxican el organismo, son antiinflamatorios y diuréticos, favorecen la circulación, previenen alergias, regulan las hormonas y los problemas de próstata.

Además, son ricas en vitaminas A, B y C, hierro, calcio, magnesio, potasio y fósforo.

Puedes cocinar tu sopa de ortigas con Cookéo, Thermomix o Companion. El tiempo de cocción corresponde entonces al programa "sopa / velouté".

¿Dónde encontrar ortigas?

Bueno, seamos francos: ¡en todas partes! En el jardín, en los campos, al borde del bosque, es fácil de encontrar desde la primavera hasta las primeras heladas. ¡Y lo mejor es que es totalmente gratis!

Por otro lado, ármate con guantes grandes y unas tijeras de podar para cosecharlos. Elija brotes jóvenes que sean más sabrosos que las ramas más grandes.

Si los cosecha en la naturaleza, recuerde lavarlos bien en agua con vinagre para eliminar los animales pequeños y las posibles bacterias.

Tu turno...

¿Has probado la receta de sopa de ortigas de esta abuela? Cuéntanos en los comentarios si te gustó. ¡Estamos ansiosos por tener noticias tuyas!

Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.

También para descubrir:

¡Mi receta de pesto de ortiga primaveral que te encantará!

Los 10 usos de la ortiga que todo el mundo debería saber