6 remedios para la tos de la abuela que debe conocer.

¿Tiene una tos persistente que no se puede curar?

¡Parada! ¡No vaya a la farmacia de inmediato!

Antes de comprar cualquier medicamento, ¿por qué no probar algunos remedios naturales que realmente funcionan?

Aquí hay 6 remedios efectivos para la tos de la abuela que debe conocer:

1. Una infusión de tomillo

Beba té de tomillo para curar la tos.

¿Sabías que el tomillo es tan eficaz contra la tos que es un remedio aprobado oficialmente en Alemania?

Trata tanto la tos como las infecciones del tracto respiratorio, la bronquitis e incluso la tos ferina.

Estas pequeñas hojas están llenas de ingredientes para aliviar la tos. En particular los flavonoides que relajan la tráquea. Como resultado, reduce la inflamación y te sientes mejor.

Para hacer una infusión de tomillo, mezcle 2 cucharaditas de tomillo triturado en 1 taza de agua hirviendo. Tapar la olla, dejar infundir durante 10 minutos y filtrar.

2. Semillas de lino, miel y limón

Las semillas de lino, la miel y el limón son un buen remedio para la tos.

Al hervir semillas de lino en agua, se obtiene un gel espeso y pegajoso.

Este gel es perfecto para suavizar la garganta y el tracto respiratorio. La miel y el limón funcionan como antibióticos naturales. Resultado, este jarabe súper calmante para la garganta.

Para este remedio natural, hierva 3 cucharadas de semillas de lino en el equivalente a 1 vaso de agua (25 cl) hasta que el agua se espese.

Filtrar y agregar 3 cucharadas de miel y jugo de limón. Tome 1 cucharada varias veces al día cuando tenga dolor de garganta.

3. Una infusión de pimienta negra

Beber infusión de pimienta negra para la tos.

El remedio de esta abuela proviene de la medicina tradicional china. La razón es simple: la pimienta negra estimula la circulación y el flujo de las membranas mucosas.

En cuanto a la miel, es un remedio natural para la tos que tiene propiedades antibióticas.

Para hacerte una infusión, coloca 1 cucharadita de pimienta negra recién molida y 2 cucharadas de miel en una taza. Llenarlo con agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 15 minutos.

Filtra y bebe algunos sorbos cuando los necesites. Este remedio natural funciona mucho mejor para la tos grasa que para la tos seca.

4. Chupe un trozo de limón

Chupe un limón para aliviar la tos.

No es un remedio para los débiles de corazón, pero es un remedio eficaz y de uso común.

Corta un limón fresco en gajos, luego espolvorea con abundante pimienta negra y sal.

Todo lo que tiene que hacer es chupar las rodajas de limón para aliviar y curar rápidamente la tos.

5. Bebe leche caliente

Remedio para la tos con leche caliente

Otro remedio popular de la abuela para curar la tos es beber una taza de leche tibia.

Para preparar, caliente la leche caliente en una cacerola, luego vierta en una taza. Agrega 1 cucharadita de azúcar y 1 cucharada de miel.

Este remedio es realmente eficaz para aliviar la irritación de la garganta.

6. Almendras trituradas

Remedio para la tos con almendras trituradas y zumo de naranja

El remedio de esta antigua abuela ayuda a aliviar los problemas bronquiales, incluida la tos.

Es fácil de hacer. Simplemente mezcle unas cucharaditas de almendras finamente trituradas con un vaso de jugo de naranja.

Todo lo que tiene que hacer es tomar sorbos de este antídoto para aliviar la tos.

Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.

También para descubrir:

8 remedios de la abuela que han sido científicamente probados.

9 remedios asombrosos para la tos de la abuela.