Cómo limpiar correctamente una placa vitrocerámica.

¿Están sucias tus placas de vitrocerámica?

¿O peor aún, quemado?

Sin pánico. Existe una forma eficaz y natural de limpiarlos.

Y además, no cuesta casi nada.

Todo lo que necesitas es un poco de bicarbonato de sodio:

Para limpiar correctamente una placa vitrocerámica, utilice una esponja húmeda impregnada con una pizca de bicarbonato de sodio.

Como hacer

1. Humedece una esponja.

2. Vierta una pizca de bicarbonato de sodio sobre la esponja.

3. También espolvorea una pizca de bicarbonato de sodio sobre la vitrocerámica.

4. Frote con la esponja.

Resultados

Ahí tienes, tus platos están todos limpios :-)

Si tiene manchas negras más difíciles, como la leche quemada, use un raspador especial que tenga una hoja de afeitar afeitada y protegida, como esta.

No se preocupe, ni el bicarbonato de sodio ni el raspador atacarán sus platos. No hay peligro, la vitrocerámica es más dura que el acero.

Tu turno...

¿Has probado este económico truco para limpiar las placas de vitrocerámica? Háganos saber en los comentarios si funcionó para usted. ¡Estamos ansiosos por tener noticias tuyas!

Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.

También para descubrir:

Limpiar una placa de vidrio de cerámica con vinagre blanco.

¿Cómo limpiar un horno sucio?