Crema fría: la receta ancestral que encantará a todos los tipos de piel seca.

¿Tiene la piel seca, dañada por el sol y el clima seco?

¡Entonces te encantará esta receta casera de crema fría!

Esta receta ancestral, de casi 2.000 años, es fundamental para nutrir y reparar la piel.

También llamada cerate de Galeno (que lleva el nombre de su inventor Claude Galien, un médico griego antiguo), esta crema es rápida y fácil de hacer.

Desde que utilicé esta receta hidratante y nutritiva, ¡mi piel está más hermosa y más suave que nunca!

aquí está receta milagrosa de crema fría que le encantará a tu piel :

Un tarro transparente de crema fría casera con pétalos de rosa.

Ingredientes

- 30 ml de aceite de jojoba

- 5 g de cera de abejas cruda

- 5 gotas de vitamina E

- 30 ml de hidrosol de azahar

- 1/2 cucharadita de miel

- 25 gotas de extracto de semilla de pomelo

- 2 tazones

- espátula

- cacerola para baño maría

- látigo

- maceta

- 70% de alcohol

Como hacer

Preparación: 5 minutos - Cocinando: 2 minutos - Para 1 persona

1. En uno de los tazones, ponga aceite de jojoba, cera de abejas y vitamina E.

2. Coloque el recipiente en la cacerola para que se derrita a baño maría a fuego lento.

3. Revuelva suavemente con la espátula.

4. En el otro bol, mezcla el hidrosol de azahar, el extracto de pomelo y la miel para obtener una textura suave y agradable.

5. Saca el primer bol del baño maría una vez que todo esté bien derretido.

6. Incorporar la mezcla de hidrosol / miel / pomelo en un chorro muy fino en el primer recipiente aún caliente, batiendo para emulsionar.

7. Continúe batiendo hasta que la crema se haya enfriado por completo.

8. Desinfecta tu olla con alcohol a 70 °

9. Vierta su crema en el frasco.

Resultados

Crema fría: la receta ancestral que encantará a todos los tipos de piel seca.

¡Y ahí tienes! Tu crema fría casera ya está lista para usar en pieles secas :-)

Fácil, rápido y natural, ¿no?

¡Las pieles secas y frágiles adorarán esta crema hidratante!

Basta con dar un toque y aplicarlo en el rostro y el cuello por la mañana y por la noche.

Tenga en cuenta que también puede aplicarlo al resto del cuerpo, incluidas las manos y los pies.

Se extiende super bien y penetra muy rápidamente sin dejar una película grasa en la piel.

Asesoramiento adicional

Esta crema protege especialmente bien contra las condiciones climáticas: calor extremo que reseca la piel en verano y frío más viento en invierno.

Su piel está así bien nutrida y recupera toda su flexibilidad y luminosidad.

También está protegido de todas las agresiones externas.

Mantén tu crema en la nevera. Se puede almacenar fácilmente durante varias semanas de esta manera.

Nunca meta los dedos en el frasco de crema para no ensuciarlo.

Coge la crema con una espátula pequeña que habrás desinfectado antes.

¿Por qué funciona?

El aceite de jojoba hidrata y nutre profundamente la piel.

Esta acción se ve reforzada por la miel que, además de nutrir e hidratar, protege la piel.

La miel también borra pequeñas imperfecciones o cicatrices.

La cera de abejas está llena de vitaminas para la piel.

Deposita una película protectora sobre la piel para evitar que se dañe.

La vitamina E y el extracto de semilla de pomelo sirven como conservantes naturales para que la crema casera dure.

Tu turno...

¿Has probado esta receta casera de crema fría? Cuéntanos en los comentarios si te gustó. ¡Estamos ansiosos por tener noticias tuyas!

Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.

También para descubrir:

¡No rompa la ruina en crema de día! Usa esta receta ancestral que le encantará a tu piel.

Cuando pruebe esta antigua receta de crema de día, comprenderá por qué la gente siempre la usa.