6 remedios de la abuela para decir adiós a las manos secas y dañadas.

¿Tienes las manos secas, ásperas y dañadas?

¡Con el invierno y el frío, las manos sufren mucho y hasta pueden tener grietas!

Y es aún peor cuando te lavas las manos con mucha frecuencia con agua caliente.

¡Pero no es necesario que gaste su dinero en cremas y tratamientos para las manos!

No solo no es barato, sino que también está lejos de ser natural ...

Afortunadamente, aqui esta 6 remedios de la abuela para curar rápida y naturalmente tus manos extra secas y dañadas.

No se preocupe, estos tratamientos reconstituyentes y nutritivos son muy fáciles de realizar y muy económicos. Mirar :

1. Aceite de oliva

Un remedio con aceite de oliva para hidratar las manos secas y agrietadas

Este es un remedio que mi abuela usaba a menudo porque es muy efectivo.

Para tener manos suaves, solía cubrirse las manos con aceite de oliva.

Por qué ? Porque el aceite de oliva es rico en antioxidantes y protege y nutre la piel seca.

Después de cubrirse las manos con aceite de oliva, se puso unos guantes de algodón que guardó durante la noche.

Y a la mañana siguiente ... ¡milagro! Sus manos estaban suaves, nutridas e hidratadas.

Es un tratamiento que se puede renovar cada 10 días para tener unas manos bonitas y suaves incluso en invierno. Descubra el remedio aquí.

2. Manteca de karité

Un remedio de karts para hidratar las manos secas y agrietadas

La manteca de karité es una solución eficaz para las manos extremadamente secas. Es un ingrediente natural cuya eficacia siempre ha sido reconocida en la lucha contra la sequedad cutánea.

Protege la piel, la hidrata, trata heridas leves, reduce las estrías ...

¡Tantas buenas razones para usarlo para nutrir tus manos! Y es muy sencillo. Solo toma un poco de manteca de karité y caliéntala en la palma de tus manos.

Entonces, vayamos por un pequeño masaje que calentará las manos y reactivará su energía.

Empiece frotándose las manos. Luego comience con las yemas de los dedos y vuelva al dorso de la mano. Luego pasa el interior de la mano por la palma y sube hacia los dedos.

Haz este movimiento con ambas manos. Inmediatamente encontrará manos suaves como las de un bebé.

Puede realizar este tratamiento tan pronto como sus manos comiencen a sentirse secas. Descubra el remedio aquí.

3. Bálsamo casero con huevo y miel

Receta de una abuela con miel y limón para hidratar las manos secas y dañadas

Es la combinación mágica para hidratar tus manos de forma rápida y natural en profundidad.

La receta de esta abuela a base de aceite de oliva, huevo, limón y miel es un auténtico bálsamo para manos muy dañadas.

Simplemente mezcle 2 cucharaditas de miel con 1 cucharadita de aceite de oliva. Agregue a esto una cucharadita de jugo de limón y una yema de huevo.

Mezclar bien luego aplicar su mascarilla nutritiva en las manos y dejar actuar durante 20 min.

Pasados ​​los 20 minutos, toma un pañuelo y retira el exceso. Luego frótese las manos para finalizar nuestro tratamiento reparador.

4. Avena

Remedio de avena de la abuela para tratar las manos muy secas y dañadas

Para manos muy dañadas, ¡nada mejor que la avena!

Puede sonar extraño como remedio, pero es súper efectivo. De hecho, se sabe que la avena tiene propiedades suavizantes.

Repara la piel dañada del rostro, cuerpo y manos. Por tanto, es un cuidado ideal para tus manos secas y dañadas.

Para darles una cura nutritiva, simplemente mezcle la leche y la avena para hacer una pasta espesa.

Toma esta pasta y aplícala en las manos. Luego, masajee sus manos juntas para suavizar la piel.

Con una toalla, retira el tratamiento, enjuaga y seca tus manos suavemente.

5. Vaselina

Remedio con vaselina para tratar manos muy secas, agrietadas y dañadas

Si tienes las manos secas y agrietadas, aquí tienes el remedio de la abuela. La vaselina es un producto muy hidratante. ¡Es perfecto para tratar las manos secas!

Para hacer esto, cúbrase las manos con vaselina y luego deslice cada una de ellas en una bolsa de plástico o guantes de plástico.

Ahora espera de 10 a 15 minutos a que la vaselina penetre bien en la epidermis y actúe en profundidad.

Luego retire las bolsas o guantes y retire el exceso si es necesario, con una toalla suave.

6. Aceite de coco

Tratamiento casero para manos secas, dañadas y ásperas con aceite de coco

El aceite de coco es rico en vitaminas A y E, así como en ácido láurico y ácidos grasos.

¡Es un verdadero placer para las manos secas, deshidratadas y dañadas!

Para hidratar tus manos en cualquier momento del día, simplemente aplica aceite de coco sobre ellas.

Para ello, tome un poco de aceite de coco (no demasiado, de lo contrario tendrá problemas para penetrar la piel).

Luego frótese las manos hasta que el aceite de coco haya penetrado por completo en la piel.

Se hidratarán instantáneamente y además, ¡huelen tan bien!

Resultados

A la izquierda una mano seca, dañada y áspera y a la derecha una mano hidratada, suave y bonita.

Y ahí lo tienes, gracias a estos remedios de la abuela, no más manos secas, ásperas y rojas en invierno :-)

Fácil, rápido y eficiente, ¿no?

¡Con estos tratamientos profundamente hidratantes, puede decir adiós a las grietas y la piel microagrietada!

Tus manos están intensamente nutridas y son súper suaves. Descubrirás que la piel es más fina, flexible y tersa.

Estas recetas caseras protegen tus manos de las agresiones cotidianas: limpieza, vajilla, jardinería, lavados frecuentes, bricolaje, frío ...

Estos tratamientos caseros son muy efectivos en invierno pero también puedes practicarlos en verano, para mantener las manos bonitas.

También ayuda a prevenir las manos arrugadas prematuramente. Y dado el precio que cuestan estos remedios, ¡no debemos privarnos de ellos!

Tu turno...

¿Has probado las recetas de estas abuelas para las manos secas? Háganos saber en los comentarios si funcionó para usted. ¡Estamos ansiosos por tener noticias tuyas!

Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.

También para descubrir:

Manos suaves incluso en invierno con los remedios de mi abuela.

El increíble consejo para suavizar tus manos de forma natural en 2 minutos.