Ligero en precio y calorías: ¡Mi pollo picado con mostaza!

Fácil de cocinar y sabroso, el pollo ocupa un lugar especial en mi cocina diaria.

Y como en casa nos gustan los platos que tienen un poco de “picante”, a menudo los cocino con mostaza fuerte.

También puedes hacer tu salsa con mostaza a la antigua.

Menos picante que la mostaza tradicional, su carácter más rústico realzará todo el sabor de tu pollo.

receta ligera fácil y económica de pollo picado con mostaza

Ingredientes para 4 personas

- 4 filetes de pollo

- 1 cebolla

- 1 tarro de 20 cl de nata espesa

- 2 cucharadas de mostaza fuerte

- Aceite de oliva

- Sal y pimienta

chuletas de pollo

Como hacer

1. Corté los filetes en rodajas finas y regulares con un cuchillo

bien afilado.

2. Pelo y pillo la cebolla.

3. En una sartén, caliento un chorrito de aceite de oliva y sofríe la cebolla a fuego medio durante 3 min.

4. Luego agrego el pollo picado, que dore ligeramente en el medio de las cebollas durante 10 minutos, aún a fuego medio.

5. Mientras tanto, mezclo la crème fraîche y la mostaza en un bol.

6. Bajo el fuego, espero 30 segundos a que la sartén se enfríe un poco y vierto la salsa en la sartén. Debe enfriarse lo suficiente para que la salsa no hierva. Por tanto, permanece bastante líquido y no se reduce demasiado.

7. Salpimiento y cocino a fuego lento durante 2 minutos a fuego lento.

Resultados

Y ahí lo tienes, tu pollo picado con mostaza está listo :-)

Como guarnición, me gusta servir mi pollo picado con pasta fresca o puré casero.

Consejo: ¿cómo cortar una cebolla sin llorar?

Para cortar una cebolla sin llorar, existen varias técnicas más o menos efectivas.

Independientemente de la técnica utilizada, la idea es evitar la liberación del gas lacrimógeno contenido en la cebolla.

Esto se propaga cuando se corta el tallo de cada capa de cebolla.

Para evitar esparcir este gas tanto como sea posible, comienzo quitando el pedúnculo transparente con la mano. Como no lo corto, el gas no se libera.

También dejo correr un chorrito de agua caliente y paso la hoja de mi cuchillo bajo agua caliente tan a menudo como sea posible durante el corte.

El gas de la cuchilla no tendrá tiempo de propagarse. Con estos dos consejos, ¡no más lágrimas de cocodrilo!

Tu turno...

¿Has probado esta sencilla receta de pollo? Cuéntanos en los comentarios si te gustó. ¡Estamos ansiosos por tener noticias tuyas!

Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.

También para descubrir:

¿Cómo dorar un pollo al horno?

Cocina exótica: ¡Mis muslos de pollo tailandeses crujientes!